www.d2deados.com.ar

www.d2deados.com.ar

jueves, 7 de noviembre de 2013

3 claves para impulsar tu carrera profesional.



Eres profesional, tienes grandes aspiraciones, una gran capacidad, habilidades, mucho para dar. Así que hasta aquí han llegado tus dudas de cómo tener una carrera exitosa. Estas 3 claves requieren mucho de ti. Tienes que encontrar la forma en la que estas tres claves funcionan para ti.

Define donde quieres llegar.

Si no sabes lo que quieres, no puedes encaminarte a conseguirlo. Haz un ejercicio, pregunta a tus colegas de confianza, o a un amigo o familiar “¿Cuál es tu objetivo profesional?” Verás sus caras de asombro, desconcierto, buscarán en su cerebro, titubearán y luego balbucearán algunas palabras que pueden tener sentido, pero que definitivamente no fueron pensadas, analizadas. Encontrar un objetivo profesional no es algo de 5 minutos. Lleva tiempo, reflexión, un proceso de análisis de los valores individuales, de las cosas que disfrutas y las que no, de qué estás dispuesto a dejar atrás para conseguirlo, de cómo impactará tu vida (positiva y negativamente) cuando logres tu objetivo.

Puedes hacerte estas preguntas:
¿Qué tipo de trabajo quisiera hacer en 10 años? ¿Qué tipo de vida quiero tener en 10 años?
¿Qué tipo de persona quiero ser? ¿Con quién quiero compartir mi vida futura?
¿Dónde quisiera vivir en 10 años?
¿Qué cosas de tu vida ideal podrías comenzar a vivir hoy mismo?

Este tipo de preguntas te darán un panorama más claro de cómo deseas que sea tu futuro. Es un tanto descabellado pero muchas personas ni se plantean qué es lo que quieren de su carrera profesional en 10 años, pero están planificando sus vacaciones año tras año.

Conviértete en un máster en delegar.


Esto no significa delegar absolutamente todo, como tampoco significa claro está, hacerlo todo tú mismo. Alguien que parece siempre abrumado, “tapado de trabajo”, que no tiene tiempo para nada y que olvida las cosas importantes, no está proyectando una imagen de éxito y difícilmente sea considerado para un ascenso a una posición estratégica.

Pregúntate:
¿Qué cosas son estratégicas en mi posición o en mi negocio?
¿Qué cosas que hoy estoy haciendo podría hacer alguien más?
¿Qué puedo hacer en este tiempo que no utilizaré en esta tarea porque fue delegada?
¿Qué cosas que hoy NO estoy haciendo debería hacer para lograr tu objetivo profesional?

Y las más importantes:
¿Qué impactos está teniendo hoy tu carrera por no tener tiempo para pararte a pensar y decidir el próximo paso a seguir?
¿Qué pasaría en tu vida si las cosas siguen como hoy? ¿Qué pasaría con tu salud, con tu motivación, con tus finanzas, con tu autoestima, con tus

Aprender a delegar lo necesario te dará el tiempo para poder hacer las cosas que realmente necesitan de tu atención y concentrarte en aquellas áreas de tu función donde realmente aportes un valor y marques la diferencia. Además, te permitirá ir entrenando y formando a aquellos colaboradores que pueden ocupar tu puesto el día de mañana. Recuerda! No sientas como una amenaza que tu equipo esté en condiciones de hacer tu trabajo, lo necesitarás para poder considerar ese ascenso, un cambio de nivel en tu posición, etc. No te imaginas lo frecuente que se escucha en las organizaciones la frase “Me encantaría darte este nuevo puesto, pero nadie hace el trabajo como tú y no tengo reemplazarte”. Esto, lejos de ser un halago, es una limitación a tu carrera profesional!

Domina el arte del marketing personal.


Esto es fundamental para lograr lo que quieres. Sin embargo, menos del 30% de los profesionales que llevan más de 10 años en el mercado laboral lo utilizan y aún muchos menos dominan este sutil arte. Aprender a valorar tu trabajo es el primer paso para poder dominar este arte. Un segundo paso es aprender a venderte a ti mismo.

Puedes hacerte estas preguntas:
¿Quiénes son los actores relevantes que podrán ayudarme a lograr mi objetivo?
¿Cómo puedo llegar a ellos y mostrarles mi valor?
¿En quién tengo que convertirme para lograr mi objetivo profesional? Pregunta poderosa si las hay…

Nada es imposible ni tan terrible si realmente lo deseas y estás dispuesto a hacerlo para lograr tus metas.

Hay cientos de cosas que puedes hacer para mejorar e impulsar tu carrera profesional. Pero siempre, siempre, has de empezar por una. Un paso a la vez. Y llegarás lejos. ¿Con cuál empezarás hoy?