www.d2deados.com.ar

www.d2deados.com.ar

jueves, 31 de julio de 2014

SEGURIDAD EN LA OFICINA


Cuando se habla de prevención de los accidentes de trabajo siempre se piensa en los ocurridos en sectores como la construcción, industria, o transportes, pero casi nunca se piensa en los accidentes que suelen ocurrir en las oficinas, estos accidentes son bastante frecuentes y como normalmente no tienen la gravedad de los anteriores, no se les suele dar la importancia que se merecen.

El trabajo de oficina no es potencialmente tan peligroso como otros, por lo que es ahí precisamente donde reside el peligro para el trabajador intelectual. Posiblemente conozcamos ciertas situaciones de riesgo o al menos las intuyamos, pero seguro que casi nunca nos hemos detenido a considerarlas.

Cada oficinista sufre un accidente, una vez por lo menos, claro que muchos accidentes son de poca importancia, un par de días de baja y listo, pero por cada 1.000 empleados en oficinas, anualmente se registran 20 accidentes de más de 3 días de baja, y de estos 20 accidentes uno es tan grave que concluye en incapacidad permanente.

En todo accidente interactúan tres elementos:

• El agente, que es el objeto peligroso o mecanismo que lo produce.

• El medio, que es la situación o circunstancia física o social en que se produce.

• El accidentado, que es quien lo sufre.

Podemos evitar el accidente tomando una actitud preactiva hacia la prevención:

• Examinando críticamente los lugares de trabajo.

• Identificando cuáles pueden ser los sistemas, elementos o equipos que encierren peligros.

• Solicitando se realicen las mejoras necesarias para que el lugar de trabajo sea seguro.

• Modificando los comportamientos que impliquen riesgos para los trabajadores.

• Detectar el problema y corregir es la clave del éxito para prevenir accidentes.

Los riesgos más comunes que se encuentran presentes en las oficinas son:

• Caídas de altura, por ejemplo de la silla de trabajo; caídas a un mismo nivel por pisos defectuosos.

• Golpes por cajones abiertos, mamparas no señalizadas, mobiliario mal dispuesto.

• Electrocución por falta de protección.

• Cortes con elementos filosos o guillotinas.

• Sobreesfuerzos por traslado incorrecto de cargas.

Medidas preventivas:

• Solicitar que reparen de inmediato enchufes, interruptores o cables eléctricos en mal estado.

• Si se usan estufas eléctricas, asegurarse que tengan una buena base de sustentación y que el interruptor esté protegido para evitar que se enciendan si llegaran a volcarse.

• Almacenar las substancias combustibles en lugares ventilados y lejanos a fuentes de calor.

• Todas las oficinas deben contar con equipos de extinción (hidrantes o matafuegos) en cantidad y distribución apropiada, revisados y mantenidos periódicamente.

• El personal debe estar capacitado para el uso de los elementos de extinción.

• Los accesos a los matafuegos o a los hidrantes no deben obstruirse, deben mantenerse despejadas las salidas, los pasillos y, si las hubiera, las salidas de emergencia.

• Es necesario contar con iluminación de emergencia en los puntos estratégicos: pasillos, salidas, etc.

• Las salidas y las rutas que deban seguirse en una posible evacuación deben estar adecuadamente señalizadas por medio de carteles y flechas de tamaño y color normalizado.
Muchos peligros presentes en las oficinas se pueden eliminar recurriendo al sentido común, como ocurre en nuestra vida privada; lo importante es utilizar buenas prácticas de seguridad, lo que se consigue con la cultura preventiva.

Trabajar de una manera segura y saludable en oficinas requiere conocer los riesgos asociados a las tareas que en ese marco se desarrollan para poder apropiarse y sostener una actitud preventiva como valor dentro de la organización.

Implementar acciones de promoción y capacitación colabora en la construcción de un espacio sano y seguro de trabajo.

jueves, 24 de julio de 2014

Aspectos a valorar en una selección de personal.


En el proceso de selección de personal de una empresa existe una tendencia a valorar principalmente los conocimientos específicos del sector expuestos en el currículum que los candidatos hacen llegar a la empresa.

Sin embargo la valoración de estos conocimientos específicos están lejos por si solos de representar lo único que debe valorar un seleccionador de personal o un departamento de recursos humanos en un candidato.

Así igualmente de importante será valorar en cada candidato mediante pruebas psicotécnicas, médicas, físicas, información contenida en su currículum vitae o durante una entrevista personal los siguientes aspectos los cuales serán de mayor o menor importancia en la selección dependiendo del puesto a ocupar, a saber:

- Formación académica del candidato tanto de cultura general como relacionada con su futuro puesto de trabajo.

- Experiencia previa en puestos similares al que opta el candidato.

- Nivel de inteligencia. Medido a través de técnicas psicometrías realizas al aspirante.

- Interés o motivación del candidato por el puesto que va a ocupar.

- Personalidad del candidato, especialmente valorado para candidatos a puestos de responsabilidad en la empresa.

- Afinidad con los valores de la empresas y los que esta representa.

- Capacidades físicas y fisiológicas, sobre aspectos que sean necesarios para efectuar las tareas del puesto de trabajo.

- Estado de salud del candidato. La información obtenida en este apartado puede resultar decisiva en puestos que puedan suponer riegos para el empleado o terceras personas.

- Capacidad de adaptación al nuevo puesto de trabajo y a trabajar en grupo.

- Disponibilidad del candidato para trabajar en diversos horarios, realizar horas extra, así como para viajar o cambiar de residencia según requiera la empresa.

La selección de personal es un proceso importante para las organizaciones porque es una de las principales maneras como se construyen a sí mismas y como crecen. Tanto la selección adecuada de su gente como la adecuada capacitación que les brinde para mantenerlos preparados para los retos del momento pueden determinara la permanencia o desaparición de una empresa.

Análisis del Puesto. Este es un paso de gran importancia en el proceso de selección y es necesario cubrirlo primero, porque determina los pasos que siguen. El proceso de selección cambia dependiendo del perfil porque éste es el que determina las pruebas de habilidad que se van a presentar, la forma como se conducen las entrevistas, las pruebas técnicas o de conocimientos a que haya lugar, etc.

Es primordial hacer un buen reclutamiento, por lo tanto, cada una de las partes del proceso de selección es tan importante como las demás y se complementan entre sí.

Es por todo esto que le brindamos apoyo a las empresas realizando la selección de candidatos de acuerdo a los requerimientos y necesidades que cada una tiene: la evaluación de candidatos preseleccionados por las organizaciones, la aplicación de pruebas psicológicas, la búsqueda de hojas de vida, estudios de seguridad, poligrafía, entre otros. Estamos siempre al servicio del cliente y por el cliente, nos preocupamos por hacer acompañamiento continuo y un servicio personalizado en cada momento. Si desea mayor información de nuestros servicios no dude en consultarnos.
¡Cuente con nosotros como su aliado en LA EVALUACIÓN CONFIABLE!

viernes, 18 de julio de 2014

viernes, 11 de julio de 2014

Organización de tu trabajo y de tus responsabilidades.


Cómo mejorar la organización en tu negocio o área de responsabilidad?

Organizarse no es tarea fácil. Pero tener una buena organización es la única posibilidad de dar consistencia a nuestro tiempo y a nuestro negocio o área de responsabilidad, llevándolo a un nivel superior. Sin una buena organización el tiempo se nos escapa entre los dedos, siendo imposible sacar provecho de nuestros recursos, tanto propios como del equipo. Tener un sistema de gestión y procesos que garanticen el óptimo funcionamiento de nuestro negocio o área de responsabilidad es la respuesta.

Organización de tu trabajo y de tu archivo.

Seguir unos simples pasos nos ayudará a ganar eficiencia en la organización del trabajo. Seguir siempre la regla de una sola cosa a la vez, aunque recogiendo la documentación del trabajo anterior, despejando el área de trabajo para la nueva tarea; tener en cuenta que la eficiencia está basada en la flexibilidad con la que cambias de tema; y dedicar cada día 10 minutos al final de la jornada a planificar las tareas del día siguiente según importancia y urgencia, nos ayudará a nosotros y a nuestro equipo en la organización del negocio.

Por otra parte, llevar una agenda mejora nuestra eficiencia en la organización del trabajo y en nuestra gestión del tiempo. Nos libera de la preocupación de tratar de recordar qué tenemos que hacer en las próximas horas, pudiendo poner el foco en lo realmente importante en cada momento. Es imprescindible eso sí chequear la agenda con frecuencia para que el sistema funcione.

Sistema y Procesos.

Los procesos funcionan dentro de un sistema. El sistema es la estructura organizativa, procedimientos, procesos y recursos necesarios para implantar una gestión determinada. Normalmente están basados en una norma de reconocimiento general que tiene como finalidad servir de herramienta de gestión para asegurar los procesos. Identifica qué sistema o sistemas existen o deberían existir en tu negocio o área.

También necesitamos identificar paso a paso los procesos que llevamos a cabo, de tal manera que no necesitemos esforzarnos en recordar qué tenemos que hacer para tareas que se repiten dentro del negocio o el área, asegurando también que otra persona pueda realizar dichos procesos si quien suele realizarlos no puede por alguna razón. Es imprescindible que tu negocio o área de responsabilidad no se paralice por la enfermedad de un miembro de tu equipo, y que tú puedas irte de vacaciones sabiendo que tu personal sabrá qué hacer con sólo mirar en una carpeta. Prepara con tu equipo listas de chequeo, que garanticen el buen funcionamiento de los procesos de tu negocio o área de responsabilidad.

La organización es fundamental para el éxito de cualquier tipo de proyecto o negocio. Utiliza todos los medios a tu alcance empezando por la agenda y el orden, enfócate en una sola cosa a la vez, y más en profundidad revisa tu sistema o sistemas de gestión y establece cuales son los procesos habituales para después de mejorarlos, documentarlos.

viernes, 4 de julio de 2014

Educación emocional en la empresa.


A menudo los desaciertos y las fallas reiteradas que se observan en las organizaciones son el resultado directo de fallas que se repiten en su fuerza trabajadora. Y estas fallas en los individuos a menudo responden a rigideces de personalidad, a comportamientos disfuncionales, a decisiones y elecciones inconvenientes siempre definidas por creencias, sentimientos, emociones, incluso de sensaciones, que a menos que se opere estratégicamente sobre ellas, persistirán ocasionando atrasos, desventajas, desgastes vinculares, pérdidas y deterioros.

La Educación Emocional aclara la mente, despeja el torbellino emocional, contribuye a una mejor interrelación entre los individuos, eleva el nivel de rendimiento en cada elemento humano y con ello, eleva el grado de producción de cualquier organización.

La Educación Emocional puede representar ese formidable remedio social y cultural de auspiciosas consecuencias; el tipo de entrenamiento humano indispensable en toda organización. No solamente evita el malgasto de energías y dinero: esas transformaciones radiantes y tan necesarias en los individuos implicados se traducen en mayor comprensión entre las personas, beneficios y progresos en tiempo récord para la organización.

Los entornos laborales necesitan de un cierto equilibrio para funcionar a pleno. Es necesaria una cierta armonía emocional y estados de buena salud de los integrantes para que puedan expresarse, desempeñarse satisfactoriamente en sus tareas y en favor de la productividad.

En las empresas los problemas de salud originados por el estrés, las presiones, las obligaciones parecen multiplicarse ocasionando pérdidas a menudo considerables.

Ausentismo por somatizaciones, gripes, resfríos, contracturas, indigestiones, desatención, jaquecas, agotamiento, bajo rendimiento, entre múltiples inconvenientes y enfermedades recurrentes, suelen ser el subproducto de fuertes padecimientos emocionales.

Por miedo, celos, inseguridad, síntomas como nerviosismo, insomnio, ataques de pánico figuran entre los motivos de consulta más comunes haciendo que la venta de ansiolíticos, calmantes, euforizantes siga creciendo: hoy son muchos los que no salen de sus casas sin una pastillita en el bolsillo "por las dudas".

Quienes aprendieron por propia experiencia que luego de una serenidad artificiosa suele sobrevenir la depresión, el embotamiento, la necesidad de dosis más altas de tranquilizantes o de estimulantes verán en la educación emocional respuesta satisfactoria a sus problemas de base. La educación emocional aplicada en la empresa resulta acompañante incondicional como medio de prevención de bloqueos, para frenar el desarrollo de enfermedades y de toda trabazón observada en el plano creativo o intelectual pues ellos son, en su mayoría, de origen emocional. Sin duda, en los trabajos de equipo la productividad y la eficiencia incrementan con una comunicación satisfactoria.

Comprendiendo su importancia, hoy las empresas acuden a servicios y capacitaciones orientadas al cuidado del clima laboral. La educación emocional se esté imponiendo como recurso sólido a estos fines.

Una Educación Emocional acertada facilita la comunicación; aclara la mente, conduce a la armonía, previene enfermedades, desbloquea inhibiciones, fortalece la personalidad. Promueve sintonía y conexión entre las personas.

Mediante sencillas prácticas puede comprobarse que la comunicación y el clima laboral pueden abrillantarse deliberadamente con recursos muy simples sin necesidad de recurrir al medicamento. El estado de buena salud, de mente brillante y vigor corporal pueden recuperarse definitivamente mediante métodos extremadamente simples que todo el mundo tiene a la mano.

La Programación Neurolingüística y el Coaching enseñan a aprovechar estratégicamente los magníficos recursos del lenguaje verbal y gestual como medio sanador y transformador. Aplicado a la empresa genera progresos que hoy ya nadie discute. Cuando estas técnicas están estratégicamente combinadas, se traduce en mayor creatividad y mayor impulso. Resultan una inyección de energía al campo del pensamiento.

Si bien no es novedad que el cuidado de la relación vincular en un grupo de trabajo trae progresos que son para valorar, no siempre se conocen los métodos acertados para lograrlo. La educación emocional ofrece toda la base teórica y las sugerencias prácticas para evitar que insatisfacciones menores generen problemas de salud con sus derivaciones negativas de diversos grados de seriedad. Entretenidas propuestas conducen al practicante a una situación ventajosa, acompañándolo hacia cambios notorios, de repercusiones altamente positivas en el ámbito productivo, financiero, personal y grupal.