www.d2deados.com.ar

www.d2deados.com.ar

sábado, 23 de noviembre de 2013

Cambio cultural en las organizaciones.


La palabra cultura encuentra su origen en el término cultivo: cultura es lo que se cultiva. Gestionar la cultura de una empresa implica la comprensión de la misma, de sus valores y costumbres.

¿Qué es lo que se debe comprender para gestionar el cambio cultural en las organizaciones?:

1-Comprender que los empleados son y buscan ser reconocidos como los actores principales de la empresa resulta fundamental.

2-Entender que son ellos quienes cultivan creencias, hábitos y costumbres que se sostienen en el tiempo y dan identidad.

3-Comprender a qué le otorga valor el empleado y porque lo hace constituye el punto inicial para comprender la cultura.

Así mismo, la comunicación formal / informal, explicita/implícita constituye otro de los pilares que visibilizaran la gestión del cambio cultural en tanto y en cuanto exista coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, fortaleciendo o debilitando la credibilidad de los empleados respecto al cambio y a la convicción de una necesidad de modificar actitudes y valores que parte desde la cabeza hacia el resto del personal.

lunes, 18 de noviembre de 2013

TALENTO ¿Se nace o se hace?



Los diccionarios definen al talento como: "una marcada habilidad innata" o un "atributo natural de una cualidad superior".

Estas definiciones, que sugieren que el talento es algo que unos tienen y otros no, son crueles y no tienen ningún sentido. No serían otra cosa que sostener que la naturaleza hace una "arbitraria y normal distribución", en la que en un extremo vale la pena haber nacido mientras que en el otro, no.

En estos años de "cazatalentos" descubrí una angustia de dos vías: la de las empresas, cuando manifiestan su dificultad para encontrar e incorporar talentos a la organización y la de las personas, que se preguntan si tendrán el talento requerido en este momento en el mercado. Pero el talento sobra: se le atribuye a George Eliot la frase: "Nunca es muy tarde para ser lo que podrías haber sido".

La ciencia cada vez tiene más claro lo que se llama “plasticidad del cerebro” es decir, la capacidad que tenemos de moldear nuestro cerebro contrariamente a lo que se pensaba anteriormente. El talento tiene una parte de genética ya que hay conexiones que al nacer están más “mielinizadas”. Sin embargo, si sobretodo se incide en las edades más tempranas se puede “provocar” que ciertos circuitos neuronales, fruto de la práctica intensa, se potencien especialmente desarrollándose así un talento.

Muy interesante. Podríamos decir que todo el mundo nace con talento, pero no todo el mundo tiene la oportunidad de desarrollarlo, por lo tanto es una cuestión de oportunidades, no de capacidades.

Podemos decir que todos nacemos con talento potencial, o mejor dicho, todos nacemos con el potencial de desarrollarlo. Lo que es totalmente distinto que decir simplemente que "todos nacemos con talento".

lunes, 11 de noviembre de 2013

¿PORQUE es Necesaria la CAPACITACIÓN?



Para que una empresa o institución triunfe necesita obligatoriamente de su talento humano altamente capacitado y en aprendizaje continuo.
La globalización en la era de la información hace que las personas Reconozcan la importancia de la capacitación y del entrenamiento.

¿Quienes Necesitan capacitación?
1. Su talento Humano: Aunque ellos tengan mucha experiencia, sean profesionales, necesitan ser entrenados para seguir siendo competente en el mercado.
Para mayor entendimiento comparemos metafóricamente su talento humano a lo que hace un equipo profesional de cualquier deporte, ellos están en forma, pese a ello, continuamente se entrenando día a día para poder participar en los eventos deportivos y así ganar.
2. Su Clientes: Ellos son los que determinan su existencia en el mercado por lo tanto todo lo que ellos conozcan de usted será beneficioso al crear y desarrollar en ellos lealtad a su producto o marca.

¿Es Costosa la Capacitación?
Lo que realmente es costoso es la incompetencia ya que la preferencia de los clientes se basa en calidad, precio y servicio.
Por otro lado, el personal con bajo nivel de capacitación enviarán a nuestros clientes directo a nuestra competencia.
La capacitación es una inversión y como tal habrá algunas con bajas ganancias y otras, con las más altas ganancias.

¿Cuánto Tiempo requieren la Capacitación?
Recordemos que la eficacia del programa de capacitación depende del grado de motivación y del nivel de entrenamiento del talento humano.
Abraham Lincoln dijo alguna vez; si tengo tres horas para cortar un árbol dedico dos horas en afilar mi hacha.
Por otro lado el ahorro del tiempo que genera la capacitación en cuanto al manejo de fallas y errores que se deben corregir, hace que el tiempo invertido en esta sea enormemente recuperado y con creces en ganancias para la empresa.
Muchas de las empresas de éxito dedican el 5% del tiempo de su personal a capacitación, esto es, un día completo por mes, en promedio.

¿Importa el Tamaño de mi empresa?
Si usted es una pequeña empresa y desea crecer, el secreto es capacitarse.
En un departamento de 3 personas, si una de ellas no está lo suficientemente capacitada está desperdiciando recursos donde los aciertos y errores tienen un mayor impacto en los resultados de la misma.
Por lo tanto la capacitación es igual de importante en una empresa grande que en una pequeña.

¿Donde se Puede Realizar la Capacitación?
La capacitación puede ser en tanto en espacios "Outdoors" (ambientes naturales abiertos) fuera de la empresa o en sitios de entrenamientos especiales, como en espacios "Indoors" (auditorios, salones) en el sitio de trabajo o vía internet por medio de la virtualización.

¿Que debe tener un Programa de Capacitación?
Todo programa de capacitación debe contener:
Un Diagnostico
Una Metodología Correcta
Un Programa Especifico de capacitación de Acuerdo a su necesidad.

Cuente con nuestra colaboración!!!

jueves, 7 de noviembre de 2013

3 claves para impulsar tu carrera profesional.



Eres profesional, tienes grandes aspiraciones, una gran capacidad, habilidades, mucho para dar. Así que hasta aquí han llegado tus dudas de cómo tener una carrera exitosa. Estas 3 claves requieren mucho de ti. Tienes que encontrar la forma en la que estas tres claves funcionan para ti.

Define donde quieres llegar.

Si no sabes lo que quieres, no puedes encaminarte a conseguirlo. Haz un ejercicio, pregunta a tus colegas de confianza, o a un amigo o familiar “¿Cuál es tu objetivo profesional?” Verás sus caras de asombro, desconcierto, buscarán en su cerebro, titubearán y luego balbucearán algunas palabras que pueden tener sentido, pero que definitivamente no fueron pensadas, analizadas. Encontrar un objetivo profesional no es algo de 5 minutos. Lleva tiempo, reflexión, un proceso de análisis de los valores individuales, de las cosas que disfrutas y las que no, de qué estás dispuesto a dejar atrás para conseguirlo, de cómo impactará tu vida (positiva y negativamente) cuando logres tu objetivo.

Puedes hacerte estas preguntas:
¿Qué tipo de trabajo quisiera hacer en 10 años? ¿Qué tipo de vida quiero tener en 10 años?
¿Qué tipo de persona quiero ser? ¿Con quién quiero compartir mi vida futura?
¿Dónde quisiera vivir en 10 años?
¿Qué cosas de tu vida ideal podrías comenzar a vivir hoy mismo?

Este tipo de preguntas te darán un panorama más claro de cómo deseas que sea tu futuro. Es un tanto descabellado pero muchas personas ni se plantean qué es lo que quieren de su carrera profesional en 10 años, pero están planificando sus vacaciones año tras año.

Conviértete en un máster en delegar.


Esto no significa delegar absolutamente todo, como tampoco significa claro está, hacerlo todo tú mismo. Alguien que parece siempre abrumado, “tapado de trabajo”, que no tiene tiempo para nada y que olvida las cosas importantes, no está proyectando una imagen de éxito y difícilmente sea considerado para un ascenso a una posición estratégica.

Pregúntate:
¿Qué cosas son estratégicas en mi posición o en mi negocio?
¿Qué cosas que hoy estoy haciendo podría hacer alguien más?
¿Qué puedo hacer en este tiempo que no utilizaré en esta tarea porque fue delegada?
¿Qué cosas que hoy NO estoy haciendo debería hacer para lograr tu objetivo profesional?

Y las más importantes:
¿Qué impactos está teniendo hoy tu carrera por no tener tiempo para pararte a pensar y decidir el próximo paso a seguir?
¿Qué pasaría en tu vida si las cosas siguen como hoy? ¿Qué pasaría con tu salud, con tu motivación, con tus finanzas, con tu autoestima, con tus

Aprender a delegar lo necesario te dará el tiempo para poder hacer las cosas que realmente necesitan de tu atención y concentrarte en aquellas áreas de tu función donde realmente aportes un valor y marques la diferencia. Además, te permitirá ir entrenando y formando a aquellos colaboradores que pueden ocupar tu puesto el día de mañana. Recuerda! No sientas como una amenaza que tu equipo esté en condiciones de hacer tu trabajo, lo necesitarás para poder considerar ese ascenso, un cambio de nivel en tu posición, etc. No te imaginas lo frecuente que se escucha en las organizaciones la frase “Me encantaría darte este nuevo puesto, pero nadie hace el trabajo como tú y no tengo reemplazarte”. Esto, lejos de ser un halago, es una limitación a tu carrera profesional!

Domina el arte del marketing personal.


Esto es fundamental para lograr lo que quieres. Sin embargo, menos del 30% de los profesionales que llevan más de 10 años en el mercado laboral lo utilizan y aún muchos menos dominan este sutil arte. Aprender a valorar tu trabajo es el primer paso para poder dominar este arte. Un segundo paso es aprender a venderte a ti mismo.

Puedes hacerte estas preguntas:
¿Quiénes son los actores relevantes que podrán ayudarme a lograr mi objetivo?
¿Cómo puedo llegar a ellos y mostrarles mi valor?
¿En quién tengo que convertirme para lograr mi objetivo profesional? Pregunta poderosa si las hay…

Nada es imposible ni tan terrible si realmente lo deseas y estás dispuesto a hacerlo para lograr tus metas.

Hay cientos de cosas que puedes hacer para mejorar e impulsar tu carrera profesional. Pero siempre, siempre, has de empezar por una. Un paso a la vez. Y llegarás lejos. ¿Con cuál empezarás hoy?