www.d2deados.com.ar

www.d2deados.com.ar

lunes, 28 de diciembre de 2015

Año Nuevo, nuevos objetivos: Consejos para organizar tu agenda y lograr más productividad.


Planear nuestras actividades con anticipación es la base para funcionar mejor durante el día y ser más productivos con nuestro tiempo, enfocados siempre en las prioridades y en nuestras metas más importantes.

Organiza tu agenda y tu tiempo:

Decidir lo que vamos a anotar en nuestra agenda de las tareas y actividades que deseamos lograr durante el día, es un arte que hay que desarrollar, porque si anotas demasiadas te sentirás frustrado por haber logrado poco, y si anotas pocas, te quedarás con la sensación de que no hiciste todo lo que podías haber hecho. Estos 3 consejos son básicos para lograr ese equilibrio dentro de nuestra planeación:

No llenes tu día de actividades. Es importante dejar espacios para poder atender las cosas que vayan surgiendo durante el día y también para las pequeñas tareas rutinarias que es necesario llevar a cabo todos los días para que nuestra vida siga funcionando lo mejor posible. Planea una distribución lógica, procura pensar qué tiempo requerirá cada actividad, y así será más fácil decidir cuántas anotas en tu agenda. Esta es una de las razones por las cuales recomendamos organizar tu día con anticipación, para que te puedas tomar el tiempo de planearlo en tu agenda sin presiones.

Cúbrete con más tiempo. Si tu estimación para alguna tarea es de 15 minutos, anota 30, para que con ello te estés dando no solamente el tiempo necesario, sino que te vayan quedando minutos que no utilices en esa tarea en particular, para atender alguna otra del día.

Utiliza el momento del día que mejor funcione para ti. Decide según las actividades que deseas realizar, en qué momento del día es mejor para ti dedicarte a ellas. Si es una actividad que requiera de más concentración anótala en un momento del día en el que sepas que tendrás menos interrupciones. Si son tareas de rutina que no requiera de tu enfoque especial, podrás realizarlas en momentos de más movimiento. También planea tus actividades según tus niveles de energía, si eres de las personas que funciona más creativamente por las tardes, dedica esos momentos a tus actividades más importantes.

La mayor parte de los días no tenemos ni un minuto libre o nos quedamos cortos de tiempo para realizar todas las actividades que tenemos. Por ese motivo, encarar el nuevo año de manera distinta, puede ayudarnos a administrar nuestros tiempos y a simplificarnos considerablemente la vida.

viernes, 18 de diciembre de 2015

martes, 15 de diciembre de 2015

De la estrategia a la operativización de acciones concretas...


CONSULTORÍA PARA EMPRESAS EN RECURSOS HUMANOS es uno de los servicios de D2 donde asesoramos a nuestros clientes mediante el acompañamiento en la definición e implementación estrategias, políticas, procesos y herramientas de Recursos Humanos.

Partimos de la estrategia de la empresa hasta la operativización de acciones concretas considerando el seguimiento y evaluación de las mismas.

Trabajamos en equipo con nuestros clientes de manera integrada y sistémica para facilitarle las habilidades, conocimientos y herramientas para lograr cambios eficientes, sustentables y alineados con la estrategia de cada empresa.

Brindamos soporte a nuestros clientes en la gestión diaria mediante reuniones periódicas con los líderes y mandos medios a los fines de entender la organización, su cultura, desafìos y necesidades.

Cuente con nosotros! D2. De a dos… Es más fácil!

lunes, 30 de noviembre de 2015

La planeación estratégica en el proceso administrativo.


La planeación estratégica está entrelazada de modo inseparable con el proceso completo de la dirección; por tanto, todo directivo debe comprender su naturaleza y realización. Cualquier compañía que no cuenta con algún tipo de formalidad en su sistema de planeación estratégica, se expone a un desastre inevitable. Algunos directores tienen conceptos muy distorsionados de ésta y rechazan la idea de intentar aplicarla; otros están tan confundidos acerca de este tema que lo consideran sin ningún beneficio, y algunos más ignoran las potencialidades del proceso tanto para ellos como para sus empresas. Existen quienes tienen cierto conocimiento, aunque no lo suficiente para convencerse que debería utilizarla.

La planificación estratégica tiene dos connotaciones relativamente diferentes; realizar un “mapa” de las probables decisiones futuras de una organización o diseñar una ruta de acción personal para el futuro. En ambos casos nos enfrenta a la incertidumbre de qué pasará en el futuro y cómo actuaremos de manera conveniente para cumplir nuestros propósitos fundamentales. Al final las dimensiones personal y organizacional se entretejen en tanto el rumbo que elegimos para nuestras organizaciones, las cuales influirán en las personas y viceversa.

En general se trata de la interacción entre entorno y el interno de los entes y la habilidad de estos para actuar de manera pro activa configurando estrategias que nos permitan aprovechar nuestras fortalezas internas y las oportunidades externas.

La planificación Estratégica es una herramienta por excelencia de la Gerencia Estratégica, consiste en la búsqueda de una o más ventajas competitivas de la organización y la formulación y puesta en marcha de estrategias permitiendo crear o preservar sus ventajas, todo esto en función de la Misión y de sus objetivos, del medio ambiente y sus presiones y de los recursos disponibles.

La expresión Planificación Estratégica es un Plan Estratégico Corporativo, el cual se caracteriza fundamentalmente por coadyuvar a la racionalización de la toma de decisiones, se basa en la eficiencia institucional e integra la visión de largo plazo (filosofía de gestión), mediano plazo (planes estratégicos funcionales) y corto plazo (planes operativos).

La planeación estratégica es engañosamente sencilla: analiza la situación actual y la que se espera para el futuro, determina la dirección de la empresa y desarrolla medios para lograr la misión. En realidad, 
este es un proceso muy complejo que requiere de un enfoque sistemático para identificar y analizar factores externos a la organización y confrontarlos con las capacidades de la empresa. Cuente con D2!

martes, 27 de octubre de 2015

martes, 20 de octubre de 2015

Que es el control de gestión?

Se trata de un proceso que permite guiar a la gestión empresarial a los objetivos que se ha planteado, siendo a su vez un instrumento que permite evaluarla.

La concepción clásica del control de gestión incluye el control operativo. La concepción moderna integra más elementos promoviendo la integración entre ellos.

Con respecto al nuevo concepto de control de gestión, éste centra su atención en la planificación y el control, debiendo contar con una orientación estratégica que brinde aspectos operativos.

El sistema de control de gestión presenta un diagnóstico o análisis que permite entender las causas que condicionan el comportamiento de los sistemas físicos.

Además, posibilita determinar los vínculos que ligan las variables técnicas, organizativas y sociales con el resultado económico que presenta la empresa, siendo un punto de partida para el mejoramiento de los estándares.

Asimismo, permite realizar el control para determinar si los resultados satisfacen los objetivos planteados por la organización.

Cuente con D2! De a dos… Es más fácil!

martes, 29 de septiembre de 2015

EL PARADIGMA APRECIATIVO

La propuesta del paradigma apreciativo es focalizarse en las fortalezas, los recursos, y en aquello que queremos ver crecer más, desarrollándolos y potenciándolos de modo tal que las debilidades e ineficiencias sean irrelevantes. Esta manera de enfocar las circunstancias aumenta las emociones positivas, la innovación y la motivación que hacen que alcancemos resultados superiores a los del paradigma de resolución de problemas.

Porque el paradigma de resolución de problemas con foco en el déficit y lo que no funciona, el que nos han enseñado y nos hemos habituados a utilizar cotidianamente, nos conduce a tomar acciones que nos llevan precisamente a ese objetivo, a eliminar lo que no nos gusta y no queremos ver más. Esto es, devolvernos al status quo y al equilibrio. Este paradigma es reparador y conservador, lo que no está mal, pero nos limita para obtener algo mejor.

Las organizaciones que solo se focalizan en la resolución de problemas pueden ser eficientes pero difícilmente lleguen a ser excelentes. Las personas que solo se focalizan en corregir y eliminar lo que no está bien en sus vidas, pueden sobrevivir muchos años, pero difícilmente sean plenamente felices. Lo que nos produce felicidad duradera no es ausencia de malestar sino la promoción de estados emocionales positivos y la puesta en práctica de nuestras fortalezas.

La apreciatividad despierta emociones positivas que amplían nuestra mente porque nos predisponen a la creatividad, la innovación y el aprendizaje ayudándonos de este modo a construir nuevos recursos para la vida personal  y laboral.

Entonces… ¿QUÉ ES APRECIATIVIDAD?

Es la capacidad de ver y rescatar lo valioso y significativo de las personas, los sucesos y las cosas. Es la observación deliberada de lo mejor y lo preciado.

Cuando somos apreciativos con nosotros mismos, elevamos nuestra autoestima y autoeficacia.

Cuando somos apreciativos con otros mejoramos la calidad de nuestras relaciones.

Y cuando podemos apreciar lo mejor del mundo y las circunstancias, ampliamos nuestro marco de oportunidades y posibilidades.

Ser apreciativos es elegir intencionalmente enfocarse en lo mejor, en lo valioso y en los recursos existentes sin ponerse para ello un par de anteojos rosados que nieguen los defectos y debilidades. Una apreciatividad sincera es aquella que incluye una negatividad saludable y excluye la  negatividad desalentadora. Ni 100% apreciativos, ni avestruz que esconde su cabeza.

La buena noticia es que todos contamos con algún grado de habilidades apreciativas. Pero la mala noticia es que estas habilidades pueden estar aletargadas o poco desarrolladas, porque nuestro cerebro es un experto buscador de amenazas y la mayoría hemos sido educados en este sentido. La apreciatividad es un músculo que se ejercita y con prácticas todas podemos aumentarla y desarrollarla.

COACHING APRECIATIVO

El coaching apreciativo se basa en procesos que ponen el  foco en el “núcleo positivo” de las personas y los sucesos. Las herramientas que utiliza el coach (persona que acompaña a una persona o un equipo a alcanzar los logros que se proponen potenciando al máximo sus habilidades y destrezas) para su intervención están dirigidas a la valoración y el desarrollo de lo mejor de la persona.

Un coach apreciativo propicia la reflexión, indagación y argumentación apreciativa. Promueve la resignificación y reinterpretación de las historias de su cliente.

El coach apreciativo ayuda a su cliente a mantener viva sus  imágenes guía de futuro “afirmativas”, ya  que son ellas las que mantendrán el entusiasmo y la motivación necesarios para sustentar las acciones que lo llevarán a  alcanzar el éxito, son la clave para la evolución positiva del proceso.

Este enfoque  aumenta las emociones positivas lo  que anima a la persona a asumir mayores compromisos con el proceso y a transitarlo de manera más amigable a pesar de la incomodidad y temores propios de un camino de  cambio y transformación.

Cuenta con nosotros!

lunes, 21 de septiembre de 2015

Factores principales en la atención al cliente.


Diferenciación:

Podemos considerar que una atención al cliente que mejore día a día se puede convertir en un elemento esencial de la gestión estratégica de nuestra organización, un aspecto diferencial que ofrecemos al posible comprador y que nos diferencia de forma positiva con respecto a la competencia.

Descubrir las necesidades y expectativas del consumidor:

Pensemos que nuestro servicio o producto es el mejor del mundo. Nosotros lo sabemos, y también creemos que la atención dispensada es única, perfecta, y que todo lo que hacemos es inigualable. Pensemos ahora que el cliente, es decir, la persona que es el centro de todo lo que hacemos, no percibe igual lo que nosotros pensamos, o quizás espera un servicio o atención diferentes.
Vamos a tener muy en cuenta la figura del cliente. Todo lo que podamos saber sobre él será bienvenido, ya que ese conocimiento nos evitará grandes fracasos y nos dará la oportunidad de mejorar de forma continuada.

Mejora continua y flexibilidad:

No pensemos que somos los únicos que quieren mejorar en la atención al cliente y la calidad. Las empresas que piensan sobrevivir dentro de la competencia actual, hacen lo mismo. Por lo tanto la intención no es solo ofrecer una buena atención al cliente, hemos de procurar dar la mejor, para lo que es necesario que nos adaptemos continuamente a las diversas situaciones, lo que obligará a aumentar la flexibilidad de la organización en la que desempeñamos nuestra labor.

El trabajo y el cliente, lo esencial:

No basta con orientar nuestro esfuerzo hacia el cliente o hacia el trabajo, es necesario saber estar con actuaciones que valoren aspectos humanos, y saber hacer, lo que implica los aspectos más técnicos del trabajo. Hay que desarrollar ambas orientaciones de manera eficiente.

Atención al cliente = fidelización:

La infidelidad se ha convertido en un problema para muchas empresas, que ven como sus clientes les traicionan adquiriendo productos o servicios de la competencia. Enfocar nuestra atención al cliente como un camino para fidelizar, puede hacer que corrijamos este problema. La fidelización se conseguirá aportando nuevos valores a nuestros productos o servicios. Nuestra intención es siempre cubrir las necesidades del cliente, satisfacerle lo máximo posible mediante la creatividad, la innovación o la personalización. Buscando valores que sean interesantes para los consumidores nos diferenciará, ofreciéndonos ventajas muy interesantes, como la fidelización.   

Estos factores han de ser muy tenidos en cuenta a la hora de atender correctamente a un cliente, ya que nos permitirán que todo el proceso se desarrolle de manera correcta y adecuada.

sábado, 12 de septiembre de 2015

El buen trato hacia los empleados mejora los resultados.

Generar un buen ambiente de trabajo es hoy para las compañías algo tan valioso como la facturación o la estrategia de marketing. Se trata de un problema de gestión, ya que muchas veces los altos niveles jerárquicos simplemente no saben cómo tratar y motivar a sus empleados.

 “Contrato a la gente por sus manos, pero traen a trabajar sus cabezas, y eso es un problema”, Henry Ford.

El principal problema que tiene las empresas está centrado en las relaciones interpersonales.

Un gerente que tome buenas decisiones, pero que tenga situaciones de conflicto entre su equipo de trabajo, no puede jactarse de una buena administración. A corto o a largo plazo, estos conflictos impactarán negativamente en los resultados de la empresa.

Por lo tanto, para llevar a cabo una administración exitosa se deben observar algunos principios fundamentales: respeto, tolerancia, disposición y motivación.

Respeto: es el principal ingrediente en el desarrollo de relaciones interpersonales exitosas. La palabra de un directivo tiene que tener valor para un empleado; lo que se dice, se cumple. Tanto en el premio como en el castigo. Cuando la palabra de un gerente tiene valor, no solo consigue respeto, sino que genera un clima de confianza. Reconocer los errores e intentar enmendarlos también es una manifestación de respeto.

Tolerancia: es necesario aceptar la riqueza de la diversidad; todos somos diferentes; los empleados no son maquinas; cuando se contrata personal debe existir la convicción de que esas personas van a contribuir al mejor desempeño de la empresa. Escuchar las opiniones puede ayudar a encontrar nuevas ideas. Cuando el empleado siente que es tratado como una máquina, reacciona en forma negativa y no solo se resienten las relaciones, sino que se resiente también el desempeño. También hay que saber esperar los tiempos de cada persona; no todos los empleados van a rendir un 100% desde el primer momento. Ser tolerante significa saber esperar los tiempos de adaptación y acomodación de cada uno, para logar la mayor integración y compromiso y, por ende, mejores resultados.

Disposición: evitar las actitudes de omnipotencia y de sentirse como “un ser superior”. Tener disposición significa que el empleado siente que puede hablar con su jefe. No necesariamente hay que realizar esta práctica en forma diaria, pero es importante que se haga esporádicamente. El empleado debe sentir que es escuchado y tomado en cuenta.

Motivación: es uno de los principales factores para lograr la fidelización y la lealtad hacia la empresa. Un empleado motivado no solo está comprometido con su trabajo, sino también con los valores y la filosofía de la empresa. Lograr la fidelización a través del buen trato

Para que una empresa pueda considerarse como exitosa, no basta sólo con tener elevados niveles de venta o desarrollo sino hay que buscar equipos bien integrados. En un ambiente de cordialidad y respeto, el trabajo puede ser visto como un modo de vida y no como una obligación. 

Finalmente, los resultados positivos serán tanto para la organización como para las personas.

Cuenta con nuestra colaboración!


viernes, 28 de agosto de 2015

¿Por qué apagar incendios, si podemos evitarlos?


Nuestro accionar no siempre refleja lo que estamos buscando. Esto se complica aún más cuando interactuamos en un grupo humano. Nos resulta complicado poder analizar cuáles de nuestras acciones están aportando los progresos buscados y cuáles no.

Para que ciertos objetivos económicos, políticos, funcionales y/o financieros se puedan cumplir es necesario que se cumplan otros objetivos dentro de la empresa y/o fuera de ella. Al ser tantas las influencias, si no utilizamos métodos automatizados que nos permitan tener siempre presente nuestros objetivos, metas y acciones, podemos perder el rumbo y lo que resulta peor, sin darnos cuenta de que lo hemos perdido.

Son muchas las organizaciones que van accionando a medida que se presentan las circunstancias contextuales que impactan sobre los resultados. Muchas veces, la gravedad no reside en los efectos, sino en la acumulación de éstos sin un adecuado accionar correctivo.

A la Dirección de la organización le facilita la apertura de un nuevo camino de diseño estratégico, operativo y táctico. La posibilidad de saber cuál es la situación actual frente a la deseada y evaluar las posibles causas de los desvíos. Permite, además, adoptar medidas correctivas sin demora, exactamente cuando los efectos no deseados comienzan a producirse, evitando comprometer la performance competitiva de la organización.

jueves, 13 de agosto de 2015

Servicio al cliente de calidad, cómo pueden lograrlo las PyMes.


Una de las mayores y más comunes inquietudes entre los empresarios pequeños y medianos está en torno a la calidad en el servicio al cliente. Todos reconocen que es un tema importantísimo para el éxito de cualquier empresa, sea cual sea la actividad que realice, sobre el que se han escrito innumerables tratados, sobre el que se conversa en todas partes, pero lamentablemente, pocos lo entienden y muchos menos lo practican.

El servicio al cliente es un método muy eficaz para diferenciarse de la competencia. Y es tan así que puede ser una de las fortalezas de las pequeñas y medianas empresas, tanto que si se crea en ellas una cultura general de servicio, ésta puede llevarlas a tener la posibilidad de competir con empresas grandes, que estén en mejores condiciones, pero que han descuidado el aspecto del servicio al clienteSin embargo, muchas pequeñas empresas se limitan en el servicio al cliente.

Para estar seguros de que el servicio al cliente que brinda la empresa sea de calidad inmejorable, espíe a la competencia, imítela y supérela. Los empresarios exitosos siempre están buscando formas de mejorar todos los aspectos de su negocio.

Inicialmente el empresario debería hacerse la siguiente pregunta, en cuanto al servicio al cliente se refiere:

¿Estoy dispuesto a asumir los riesgos y retos que significa orientar la empresa hacia el cliente para así ofrecer el servicio que el cliente quiere? Esto incluye invertir en un indoctrinamiento de todo el personal y un cambio personal en su actitud.

jueves, 6 de agosto de 2015


Somos un equipo de asesores especializados dedicados a ofrecer a su organización las herramientas precisas para mejorar su negocio.

Aquellas Empresas que pueden diferenciarse y aprender más rápidamente que su competencia, responden de manera más eficaz e inmediata a las necesidades específicas de sus clientes y detectan los conocimientos estratégicos necesarios.

Fortalecer e incrementar la productividad y competitividad de nuestros clientes brindándoles los recursos y herramientas necesarias que les permitan cumplir sus metas empresariales es nuestra misión.

jueves, 30 de julio de 2015

"Diversidad y equipo son las claves del éxito empresarial"


Gestionar las distintas personalidades dentro de las organizaciones y destacar la importancia de trabajar en equipo, son las claves del éxito empresarial.

La diversidad es tomada hoy por las empresas como un imperativo, como una condición que tiene que existir para que todo funcione, para que se rompan las ataduras y para que se promueva la innovación. Es fundamental contar con gente que aporte distintos puntos de vista enriqueciendo sus aportes trabajando en equipo en busca de un objetivo mayor.

Las organizaciones del presente y del futuro van a ser más exitosas cuando abarquen mejor la diversidad.

Se conecta mucho con lo que las nuevas generaciones demandan, porque buscan mucho la gratificación en conjunto.

Claro que hay algunas características que deben ser transversales, como las ganas, el compromiso y la pasión por lo que se hace. A partir de allí, la suma de las partes es lo que hace la riqueza del todo.

¿Qué es lo que se busca en los equipos? Lo primordial es que funcione realmente como equipo. Hay una prédica sobre esta característica, pero en la práctica implica un desafío muy grande, que requiere mucho compromiso personal de sus miembros.

Uno de los grandes problemas que tienen las organizaciones es que a veces la gente no quiere reconocer el mal que la habita y entonces proyecta en los otros ese mal. Para superar eso se requiere un compromiso profundo de auto observación y hacer un voto de confianza de que se quiere trabajar en equipo.

Amalgamar a los diferentes talentos para que puedan formar un equipo exitoso en el largo plazo parece ser la consigna para el éxito empresarial.

jueves, 16 de julio de 2015

Su opinión nos interesa.

Porque en D2 su opinión nos interesa le agradecemos nos brinde 5 minutos de su valioso tiempo en responder a ésta breve encuesta.

A través del siguiente link tendrá acceso a la misma.



miércoles, 8 de julio de 2015

Gestión de los Recursos Humanos.



“La mejor estructura no garantizará los  resultados  ni el rendimiento. Pero la  estructura equivocada es una  garantía  de  fracaso". (Peter Drucker)

La idea  de  considerar  que  los  recursos  humanos son lo más importante  dentro de  una organización es  un planteamiento que  poco  a poco  se  ha ido infiltrando en la cultura de las  organizaciones; no obstante, tal  idea  tiene mayor  fuerza  sobre  el discurso  de  sus  directivos  o sobre  los  documentos  escritos  que  sobre  la  realidad  del  diario  vivir  donde  la  gestión  de  las personas  se  reduce a los  tradicionales procesos  de cumplimiento legal.

Ciertamente que  dichas acciones  de cumplimiento legal, y básico, de  las relaciones laborales,  son necesarias  para el funcionamiento de la empresa. No obstante,  lo importante es entender que no garantiza  la mayor  productividad  del  personal.

De acuerdo a  la teoría la motivación de Frederick Herzberg,  cumplir  tales  acciones  es  satisfacer  las necesidades  básicas-higiénicas de los  recursos humanos, su presencia no  es un valor  agregado que genere  motivación en la organización;  pero  su ausencia  si es  causa  de  desmotivación en las personas, lo  que plantea  un verdadero reto.

Para  alcanzar  tal logro, generar un valor añadido, es fundamental la  creación de un plan  estratégico de  recursos humanos  en el que  se  puedan identificar:

1.              Alineación de  los  recursos  humanos con los objetivos  estratégicos de la empresa.

Esta alineación es  clave ya que la  estrategia  de la empresa  es el molde  que le  da  la  forma a  los  recursos  humanos y por  ello todo cuanto se  haga en las personas desde el momento de su selección, promoción, motivación y desarrollo no  tiene otro fin que  la  consecución de  los objetivos  estratégicos. Estos  objetivos  determinan el número de  personas, los  perfiles de los empleados que se requieren, la estructura organizacional, la  cultura empresarial y todo cuanto contribuya a la  gestión de las personas. 

2.              Coherencia  en los procesos.

Es importante  que  los  procesos  sean coherentes con la misión y  visión de  la organización y que entre un proceso  y otro haya interrelación  permitiendo que el todo funcione como un verdadero sistema donde los procesos  son expresión de  la  cultura  organizacional.

3.              Generación de valor  añadido.

Para generar  valor es  fundamental  la iniciativa, la innovación o creatividad  que marcan la diferencia y  permiten ir más  allá  de lo  básico  y común, planteando ideas novedosas sobre  la gestión del talento. En tal sentido, como en un proceso  de  causa  efecto, si la gestión genera valor añadido sobre las personas,  estás tendrán que  ir más  allá  de lo mínimo, aumentando su productividad, generando  valor  añadido a la organización.

4.              Integralidad.

La planeación de  los  recursos  humanos ha de  ser integral, abarcando todos  los momentos  de la vida de una persona en la empresa, desde  la entrada,  desarrollo y retiro de la misma. A  partir  de  esos momentos es  clave planear procesos  de  selección y de acogida  de las personas  a  la empresa, procesos de gestión del  talento que  identifiquen las competencias  de las personas, que le ayuden a  superar sus áreas  de mejora, proceso de  reconocimiento e incentivo del talento, procesos de  promoción de los  empleados partiendo de su  desarrollo personal  y profesional. Procesos de  gestión del conocimiento que permitan que lo que la persona aporte con su desempeño y  conocimientos  sea un intangible de valor para la organización.  Es  importante  también   gestionar la  retirada  de la  empresa, buscando que las personas  salgan por  la puerta  de adelante, que  salgan  con gratitud  y  con sentimientos  de  afecto hacia  la organización.

jueves, 2 de julio de 2015

Queremos trabajar contigo!

Queremos trabajar contigo!


El Outsourcing (externalización), tendencia Empresarial.

Outsourcing es una tendencia que se está imponiendo en la comunidad empresarial de todo el mundo. Básicamente se trata de la contratación externa de recursos anexos, mientras la organización se dedica exclusivamente a la razón de su negocio y dirige sus actividades exclusivamente hacia el cumplimiento de sus objetivos.

Tiempo atrás el Outsourcing se consideraba como una manera de reducir de manera considerable los costos, pero en este último tiempo a demostrado ser una herramienta importantísima para el desarrollo, crecimiento y expansión de las organizaciones.

Podemos decir que el Outsourcing consiste en:

"Contratar y delegar por un determinado plazo uno o más procesos no críticos para nuestro negocio (procesos que no tienen que ver con la actividad principal que desarrolla la organización), a un proveedor más especializado que nosotros para conseguir una mayor efectividad que nos permita orientar nuestros esfuerzos a aquellas actividades que si nos permitan el cumplimiento de nuestros objetivos."

En definitiva podemos decir que el Outsourcing es una variable interesante para reducir costos y mejorar el rendimiento de cualquier organización, permitiendo el crecimiento de la misma y la focalización de sus actividades hacia los objetivos específicos de la misma.

Nuestras líneas de Outsourcing abarcan una amplia gama de procesos destinados a diagnosticar, proponer, ejecutar y solucionar.

Les aportamos a nuestros clientes capacidad de respuesta, garantía de adecuación, rediseño y mejora continua, con gran dedicación y atención que resuelve diariamente todas las particularidades del servicio.

lunes, 22 de junio de 2015

Las preguntas que debe ser capaz de responder mi Plan de Negocios.

 

Un plan de negocios es una serie de actividades relacionadas entre sí para el comienzo o desarrollo de una empresa o proyecto con un sistema de planeación tendiente a alcanzar metas determinadas, su adecuada concepción y puesta en práctica debe tener en cuenta, con carácter preventivo, los riesgos asociados a la puesta en práctica de estas actividades, así como la manera de tratar éstos con la finalidad de eliminar o reducir al mínimo sus efectos negativos sobre el alcance y los objetivos propuestos para la negociación / proyecto.

El plan será el instrumento a través del cual se definirán las etapas de desarrollo de un proyecto de empresa y es una guía que facilita la creación o el crecimiento de la misma; la identificación y gerencia de riesgos, el instrumento que nos ayudará a lograr los objetivos con mayor precisión, menos esfuerzos y gastos asociados.

Ambos, el plan de negocios y el análisis de los riesgos asociados al mismo, constituyen una carta de presentación para posibles inversionistas o para obtener financiamiento. Además, reduce la curva de aprendizaje, minimiza la incertidumbre y el riesgo del inicio o crecimiento de una empresa, amén de que facilita el análisis de la viabilidad, factibilidad técnica y económica de un proyecto.

Un plan estratégico de negocios requiere responder las siguientes preguntas:

¿En qué negocio se está?

¿En qué negocio se quiere y se deberá estar en el futuro?

¿Cuál es la posición estratégica actual de la empresa?

¿Qué cambios se advierten como los más viables en los mercados?

¿Qué fuerzas y tendencias se observan como las más factibles?

¿Qué elementos críticos se detectan?

¿Qué oportunidades de negocios pueden inferirse?

¿Qué hechos probables y posibles se pueden configurar?

¿Cómo se vislumbra el futuro de la empresa?

¿Qué condiciones futuras pueden preverse?

¿Qué innovaciones deben generarse?

¿Qué acciones pueden tomarse para reencausar las operaciones para lograr las metas planteadas originalmente?

¿Qué alternativas hay para tener operaciones más eficaces, más eficientes y con mejor economía y calidad?

¿Qué medidas preventivas y correctivas deben efectuarse?

¿Cómo aprovechar las fortalezas de la empresa en su conjunto?

¿Cómo tener mejores formas de control?

¿Cómo hacer un mejor uso de los recursos e instalaciones?

¿Cómo tener mejores estrategias de comercialización?

¿Cómo conocer mejor el mercado y cómo ganarlo a la competencia?

¿Cómo aumentar las ventas y cuáles son los nuevos objetivos?

¿Qué tipo de publicidad y promociones se necesitan?

¿Cómo pueden detectarse las futuras estrategias de la competencia?

¿Cómo pueden corregirse las necesidades de capacitación detectadas?

¿Cuáles son los cursos de capacitación adecuados?

¿Cómo puede aumentarse la productividad del personal?

¿Cómo cubrir las necesidades de personal eficiente y responsable?

¿Cuándo y cómo implantar procesos de mejora continua?

¿Cómo puede generarse una cultura de calidad total?

¿Cómo mejorar el servicio?

¿Cómo desarrollar sistemas administrativos integrados?

¿Cómo detectar la necesidad de mecanización y estandarización?

¿Cómo definir las inversiones en tecnología, maquinaria y equipo?

¿Cómo empezar el desarrollo de nuevos proyectos?

¿Cómo tener mejores estrategias de compras?

¿Cómo decidir las adquisiciones estratégicas de otras empresas?

¿Qué acciones o costos pueden compartirse con otras empresas?

¿Cómo pueden cubrirse las necesidades futuras de financiamiento?

lunes, 15 de junio de 2015

Propósito de la estrategia.


La estrategia, por su papel vital, es uno de los campos más prolíficos y estudiados de la gestión de empresas. Su complejidad e incertidumbre es fruto de la síntesis que realiza de los elementos de la empresa y del entorno. Despierta un gran interés porque  marca  el  argumento  del  drama  en  el que  se  decide  el  destino  de  las empresas y del que resultan sus mayores aciertos y sus más denigrantes fracasos. 

La estrategia no es más que una decisión sobre las metas, objetivos y acciones de la organización para prosperar en su entorno. La toma de estas se produce tras un análisis del entorno de la organización, sus mercados y sus competidores. 

La estrategia debe ajustar los medios a los objetivos. Las acciones que prepara no consisten solamente en las tareas necesarias para conseguir de forma inmediata un determinado objetivo. También consisten en programas mediante los que se crean capacidades para mejorar la consecución de esos objetivos en el futuro. 

La  estrategia  requiere  seleccionar unos  mercados atractivos y  conseguir  una posición competitiva favorable en los mismos. Esto conlleva la decisión sobre tres aspectos: 
·         Selección de los clientes a los que se va a servir.
·         Selección de la proposición de valor que se les proporcionará.
·         Selección de las capacidades que permitirán crear valor tanto a los clientes como a los propietarios. 

La  estrategia implica  elecciones,  tomar unos  caminos  y  descartar otros. Así,  las soluciones de compromiso que tratan de evitar las tomas de posición suelen ser castigadas duramente. 

Estas  elecciones  permiten  apreciar  que  las  decisiones  de  segmentación, posicionamiento y diferenciación son vitales en la estrategia. Como también lo es decidir y cultivar meticulosamente las capacidades necesarias para desarrollarla. 

El propósito de la estrategia es mejorar la posición respecto a los competidores. En el caso de las administraciones e instituciones no lucrativas pasa por desarrollar en profundidad su misión de una forma eficiente en costes. En el de las empresas pasa por construir y utilizar una ventaja competitiva que les permita satisfacer mejor a los clientes y retribuir mejor a sus propietarios. 

Las  estrategias  se  conciben  pensando  en  desplegarlas  durante  un  periodo determinado, el horizonte de planificación. Este horizonte ha de ser acorde con las características del sector. En sectores estables, con pocos jugadores, con unas barreras de entrada elevadas, que requieren unas inversiones a  largo plazo, los horizontes  serán  relativamente  largos  dado  que  las  inversiones  crearán compromisos muy  duraderos. En  cambio, en  sectores con  un  constante flujo de jugadores,  con  una  tecnología  cambiante  e  inversiones  que  rápidamente  se convierten en obsoletas, el horizonte será muy corto. 

Normalmente  la  estrategia  se  desarrolla  mediante  un  proceso  formal  cuyos resultados  se  plasman  en  un  plan  estratégico.  Este  sirve  para  comunicar  dicha estrategia a otros niveles, ya sea a los estamentos superiores para su evaluación y aprobación o a los inferiores para su implantación. 

En  el  caso  en  el  que  la  estrategia  se  refiere  a  una  nueva  unidad  de  negocio  o empresa, el documento en el que se plasma se acostumbra a denominar plan de negocio o plan de empresa.

lunes, 8 de junio de 2015

viernes, 5 de junio de 2015

Nunca crea que un problema es imposible de solucionar.


Estas nueve palabras le darán la actitud correcta para encarar la resolución de problemas.
Ahora bien, usted quizás piense que existen problemas imposibles de solucionar. Pero, eso simplemente significa que no ha encontrado la persona justa para ayudarlo, o que no ha trabajado lo suficiente o que no lo ha pensado con detenimiento. Debe hacer uso de otros recursos. Todo problema tiene solución.

Defina el problema claramente por escrito:

Es necesario que lo vea delante de usted. No piense el problema, escríbalo! Mientras no lo vea, correrá el riesgo de confundir los síntomas con el problema en sí. Al escribirlo claramente podrá separar los síntomas del problema real. Una vez que comience a visualizar todo el tema, su mente podrá comenzar a ver las soluciones.

Organícese para dividir y vencer sus problemas:

Los generales que realmente saben de estrategia militar no atacan todos los frentes simultáneamente; buscan un área débil en el frente, y atacan ese punto hasta que logran abrir una brecha. Si usted tiene un problema que es necesario atacar, divídalo en partes. Supongamos que al observar el problema usted distingue 5 áreas de dificultad; pregunte cual podría resolver más rápidamente y ocúpese de ello. Ahora el problema es un poco más pequeño. Ya no hay cinco partes, sino solo cuatro. Así que enfrente la próxima… y continúe haciéndolo hasta que haya desaparecido todo el problema.

Haga una lista de las personas y los recursos que podrían ayudarle a solucionar su problema:

Comience a reunir recursos que puedan ayudarle a solucionar el problema: libros, grabaciones, personas. Nadie es una isla, y nadie resuelve los problemas sólo. Este es un aspecto que muchas veces se deja de lado cuando se trata de resolver el problema. Muchas veces las personas tratan de resolver sus problemas y usan solo sus propios y limitados recursos, en lugar de usar la experiencia que puede aportar una ayuda externa.

Haga una lista de los posibles cursos de acción que se le ocurran:

Escriba cinco o seis soluciones posibles. Muchas personas no resuelven los problemas porque intentan solo una solución. Si esta no funciona, llegan a la conclusión de que el problema no tiene solución. Si me tomo el tiempo necesario para escribir todas las opciones y después comienzo a atacar el problema desde diferentes perspectivas y diferentes puntos de vista, al menos una opción será una solución viable.

Visualice los diferentes cursos de acción:

Repase mentalmente el proceso antes de intentar poner en práctica la solución. De esa manera podrá eliminar algunas opciones, porque se dará cuenta fácilmente de que no funcionarían.

Elija el mejor curso de acción y póngase en marcha:

No se detenga en la elección; póngase en movimiento. Mire el problema, elija el mejor curso de acción y póngalo en práctica.

Nunca permita que los problemas le impidan tomar una decisión correcta:

Muchas veces nos sentimos tentados a convivir con los problemas, porque si los solucionamos, alguien se sentirá herido. No evite una solución correcta por buscar una salida fácil. Esto es especialmente crucial para los líderes. Los verdaderos líderes toman la decisión que es correcta aunque no les resulte agradable a todos.

Lo que usted ve y lo que usted busca determinarán su éxito o su fracaso:

El éxito en resolver problemas tiene más que ver con la persona que con el problema. Quizá usted no pueda elegir el problema, pero sí puede elegir la forma en que responderá a él. No es lo que le sucede a usted; es lo que sucede en usted. El problema no es problema…una vez que usted lo ve bajo la luz correcta y toma una decisión correcta.

viernes, 29 de mayo de 2015

¿Eres visual, auditivo o kinestésico?


Cinco sentidos: olfato, gusto, vista, tacto y audición. 

Las personas recibimos información del medio que nos rodea a través de estos cinco sentidos, ellos son quienes nos permiten interaccionar con otras personas y con el medio, ellos quienes nos traen bellezas, incomodidades, placeres y miedos. Pero ¿Todas las personas percibimos estas informaciones del mismo modo?

La corriente de la Programación Neurolingüistica nos dice que el mundo, tal y como lo vemos no existe, somos nosotros quienes lo “reinterpretamos” según nuestra personalidad, y según la predominancia de unos sentidos sobre otros.

Esto también tiene que ver con la dimensión de la predominancia cerebral. Si nuestra predominancia es la izquierda, por ejemplo, seremos más tendentes a usar la lógica, al orden, pero si utilizamos más el derecho nuestras capacidades serán más creativas, innovadoras y flexibles.

En la teoría de la PNL cada persona dispone de un canal sensitivo para entender el mundo y para relacionarse con las personas.

¿Cómo te relacionas con tu realidad?
Pensemos en un ejemplo. Cuando te presentan a una persona ¿cómo sueles reaccionar? Según la PNL, las personas que utilizan el canal auditivo suelen preferir un “Hola ¿qué tal?”, aquellas  que se inclinan por una sonrisa o una expresión gestual de cortesía, utilizan más el canal visual. Por último, quienes utilizan un abrazo, son más kinestésicos.
Está claro que todos podemos tener una pequeña mezcla de estas tres dimensiones, y que las usamos en diferentes situaciones, pero siempre tendremos una predominancia u otra. Dependiendo de qué sentido tengamos más desarrollado, nos va a determinar el modo en que, por ejemplo, adquiramos conocimiento y nuevos aprendizajes. Nuestros gustos e intereses también están relacionados con estas dimensiones, ya que, de algún modo, también  tiene que ver con nuestra personalidad.

LOS VISUALES
Puede que cuando conduzcas te guste escuchar música. Pero es posible que al llegar a la ciudad y al notar que el tráfico se vuelve más denso y complicado, te moleste tener la radio encendida, y más si en lugar de música sean palabras lo que se escucha. No puedes concentrarte. Este sería un sencillo ejemplo de las personas que utilizan en mayor grado este sentido.
Tienen un alto nivel de energía, son inquietas y observadoras, captan el detalle y muchos de los pequeños aspectos que a otras personas se les pasan por alto. Suelen visualizar imágenes en su mente para poder recordarlas, y es común que para hacerlo, deban escribirse pequeñas notas o apuntes. Necesitan lugares tranquilos para concentrarse.

LOS AUDITIVOS
¿Eres de lo que suele expresar sus pensamientos en voz alta? ¿Prefieres siempre que otras personas te expliquen las cosas a leerlas tú mismo? ¿Sueles seguir con facilidad las conversaciones de las personas aunque estés mirando a otro lado? Si es así, tu modalidad de procesar la información es la auditiva.

Son personas más relajadas,  comunicativas y con grandes dotes de expresión, les gusta conversar y recuerdan con gran detalle cada una de las palabras que han escuchado.

LOS KINESTÉSICOS
¿Cuáles son tus pasiones? ¿Te gusta la cocina, el deporte, trabajar al aire libre? ¿Prefieres experimentar las cosas antes de infórmate sobre ellas? La PNL nos dice que las personas kinestésicas a pesar de ser tranquilas, sienten un gusto especial por las emociones y por todo aquello que tenga que ver con las cosas manuales, con experimentar con el tacto, el gusto y el olfato. Son muy expresivas socialmente, de las que buscan la cercanía, los abrazos… el contacto físico.

No tienen especial interés por los detalles como pueden ser las personas más “visuales”, pero eso sí, son más espontáneas y con tendencia a buscar emociones en primera persona.
Para concluir, está claro que todos nosotros tenemos unos trazos de todas estas dimensiones, pero lo interesante dentro de la perspectiva de la PNL es que el modo en que entendemos la realidad, está íntimamente relacionada con nuestra personalidad y también con nuestros sentidos y la forma de comunicarnos.