www.d2deados.com.ar

www.d2deados.com.ar

lunes, 10 de febrero de 2014

Marketing. “Mismo perro… pero, con pulgas diferentes!”


Estrategias mercadológicas que no cambian. Copiando tácticas, más de lo mismo.

“Mismo perro… pero con ¡pulgas diferentes!” Eso fue lo que expresó el, astuto y calculador, empresario Gekko en la película Wall Street refiriéndose a las nuevas ideas pero trilladas de cómo generar dinero. Días de descuentos, bellas promotoras, muestras gratis… Le suena esto conocido? Es más de lo mismo, mismas “tácticas” copiadas y empleadas una y otra vez, por el comercio en general, para lograr rotar sus productos en esa única eventualidad ¿Qué pasará el día de mañana? Pues, seguiremos haciendo más de lo mismo? Sería tirar el presupuesto directamente a la basura!

Para no caer en “más de lo mismo” es aconsejable escuchar agresivamente las necesidades del mercado, hacer una introspección del consumidor, que piensa, que busca, que es realmente lo que quiere o pretende satisfacer, con que se cuenta, etc. y luego llevar lo ordinario a lo extraordinario. Como por ejemplo, vemos que la animación de payasos se volvió popular en ciertos rubros en la mayoría de los eventos comerciales. Animan, distraen, divierten, en fin, entretienen pero… ¿auxilian las ventas? “Con tanto ruido y algarabía me dejé llevar y compre esto…” expresó un cliente quien al día siguiente devolvía lo comprado. La táctica de los payasitos entretuvo pero no auxilió las ventas, no funcionó.

Será interesante analizar las últimas tendencias mercadológicas puestas en marcha como, pero… Es conveniente hacer (replicar) lo mismo que el resto? ¿Tengo realmente algo importante que ofrecerles a mis clientes? ¿Será más de lo mismo? Las respuestas están allí, es solo de hacer algo de elasticidad mental y las nuevas y originales ideas saldrán a flote.

Finalmente, es importante analizar el giro de nuestra empresa, donde vamos y donde queremos ir. Ofrecer nuestros servicios de forma original, creativa y oportuna; que sea realmente una verdadera experiencia de compra y no esa percepción de “Ah ya fui allí y es más de lo mismo; no te lo recomiendo”.